Artículo extraido del foro “Cosas de Agapornis” por Maribichos.

Me llama la atención la de veces que en las fotos de los compañeros veo las perchas esas de plástico semicircular que las jaulas traen de fábrica, cuando lo ideal es usar ramas naturales por las siguientes razones:

– La irregularidad y variabilidad de diámetros de las ramas naturales que no siempre son perfectamente horizontales realizan un efecto “tonificante” en las patas de los agapornis (y cualquier ave), por lo mismo también en todas mis jaulas la percha mas alta (están puestas a distinta altura) es un columpio.

– Por lo mismo, la irregularidad y rugosidad de corteza de las ramas naturales realizan un efecto lima en las uñas, aunque los pornis no sean propicios a tener problemas de uñas largas, bueno sea de todos modos este efecto.

– Aunque normalmente copulan en el suelo, al menos los míos, una percha natural da mas seguridad en la copula, cabría esperar menos huevos infértiles.

– Los pornis se lo pasan fenomenal y están horas destrozando las perchas de ramas naturales, el efecto lima en el pico y la diversión extra que encuentran ellos en destrozar la madera (y cualquier cosa que pillen) es innegable, manteniéndoles la mente ocupada.

– Hay que seleccionar bien los diámetros para garantizar que al menos una de ellas permite al ave reposar en una correcta postura, con los dedos bien agarrados, pero al tiempo , bien aislados por las plumas del vientre para evitar daños por congelación en instalaciones exteriores.

– Si se emplean limauñas, no deben ser éstas la única opción de apoyo y deben retirarse cuando la superficie abrasiva esté desgastada, aunque la percha parezca en buen uso, de lo contrario pasarán de ser una ayuda a ser un problema.

Los inconvenientes, si se pueden llamar así:

– Hay que currarse estas perchas… hay que buscarlas en los campos, o bien de las podas de jardinería (en mi caso), cortarlas a la medida de la jaula y limpiarlas de hojas, etc

– Precisamente por que las destrozan, cada X meses hay que reponerlas, lo que es un “nunca acabar”, siempre buscando perchas, por que sabes que por mas que pilles al final las terminas usando todas, simple cuestión de tiempo. Personalmente las consigo cuando en mi pueblo, ya sea el ayuntamiento o algún particular poda alguna frondosa, morera, cinamomo, olivo, naranjo, etc.

Las perchas de plástico, son siempre idénticas, todas “clónicas” por mas que pongas en la jaula, día tras día y año tras año, misma textura, mismo color, misma forma, mismo grosor…

Evidentemente, no por poner las perchas de plástico semicirculares se va a tener si o si problemas, para nada, pero por todo lo expuesto, yo uso ramas naturales y cuando tengo ocasión me gusta recomendarlas.

Entiendo que quien tiene un aviario con cientos de canarios o tropicalines, no se va a poner a instalar en sus jaulas perchas de rama natural, columpios y demás (o si?), pero por favor… al menos, si son de plástico, juega un poco con los diámetros (que se puede por que se venden) y que sean de sección circular al menos (que tb. se venden).

Supongo que cuando se llega a un cierto nº de aves que cuidar, la rapidez y facilidad de colocación de las perchas en semicírculo, que se ponen y quitan desde fuera de la jaula y permiten entonces una fácil limpieza sin molestias al pájaro es lo que prima cuando hablaos de pequeñas aves.

Anuncios