Alfonso, el nuevo dueño de Ricky (uno de los pichones de la nidada de este año), me envía fotos y vídeos de su nuevo hogar. Por lo que parece, está muy bien cuidado y ya empieza a comer mijo.

Anuncios